Tenemos más de 5000 Referencias de Filtros del Fabricante alemán MANN en stock si usted conoce la referencia de su filtro escríbalo sin espacios.

Por ejemplo si usted busca el filtro de combustible WK 853/12 deberá escribirlo sin espacios en nuestro buscador en parte superior de nuestra web como indica la imagen.

WK853/12

Si no lo conoce la referencia de su Filtro tiene a su disposición el buscador oficial de FILTROS MANN justo debajo de este texto.

FILTROS MANN

Los fluidos que circulan en el vehículo necesitan ser purificados en todo momento, por lo tanto, se debe saber cuándo es el momento ideal para renovarlos. Salgas a la carretera o no, es de vital importancia para el buen funcionamiento de tu vehículo. Los filtros de aire, filtros de aceite, filtros de habitáculo y filtros de combustible pueden causar averías graves en el motor hasta molestias en el interior del auto si no se renuevan a tiempo.

Es importante que sepas para que sirve cada filtro, cual es la importancia y lo que debes tener en cuenta.

Filtros de aceite

Estos purifican el aceite de la suciedad y de partículas tales como el polvo, depósitos de carbón, partículas de hollín, metal desgastado, entre otros. Se deben renovar cada 10,000 km.

Generalmente, hay propietarios que deciden postergar el cambio de aceite, esperando recorrer algunos kilómetros más. Es necesario recalcar la importancia del cambio del filtro de aceite en su momento debido. Lo ideal es cambiarlo cuando se sustituye el aceite del motor, ya que es un componente económico y puede ahorrar futuros daños al auto.

Filtros de habitáculo

En las áreas urbanas, el aire, tiene grandes cantidades de polvo, hollín, polen y otras partículas dañinas para la salud del ser humano. Este tipo de filtro asegura que tengas una mejor atmósfera dentro del vehículo y es de vital importancia si sufres de asma o alergia, y, más aún, si hay niños que ocupen el vehículo. Si el filtro funciona de la forma correcta, la ventilación dentro del auto será la ideal. Es aconsejable sustituirlo cada 10,000 km.

Filtro de combustible

Este tipo de filtro impide que entren impurezas al sistema de alimentación que puedan obstruir la inyección e incluso entrar dentro del motor. Si esto llega a ocurrir, se perdería potencia y hasta puede pararse el motor. Se deben cambiar cada 20,000 km.

En varias oportunidades, el vehículo puede funcionar mal por el estado del filtro. Puede causar pérdida de gasolina, así como mayor consumo del combustible.

Filtro de aire

El filtro de aire sirve para evitar que partículas de hollín, polvo y metálicas se concentren en el motor del vehículo. Los filtros de aire hacen que el consumo de combustible se reduzca al 4 %, solo si el filtro se renueva constantemente. Se debe cambiar cada 10,000 km.

Generalmente, es recomendable cambiarlo cada dos revisiones, pero debes tener en cuenta estos aspectos si deseas que funcione de la forma apropiada. Lo más recomendable, es que cada vez que se le haga una revisión a tu vehículo, compruebes el estado del filtro y corroborar que todas las fibras estén en perfectas condiciones, y no están cubiertas por ninguna sociedad que las dejen como si fueran lijas.

Piezas de vital importancia

Los filtros son piezas sumamente importantes para que el auto funcione de la forma correcta. Su trabajo principal es retener los agentes contaminantes.

Cambia el filtro de aire según las indicaciones del fabricante, tomando en consideración el área donde transitas o vives. Si el ambiente está cargado de polvo o contaminación industrial, este debe ser cambiado más a menudo, el funcionamiento correcto del motor dependerá  de la cantidad necesaria y lo limpio que entre el aire al sistema de combustión.

Filtro de aire, filtro de combustible, filtro de aceite y filtro de habitáculo. Todos son elementos que se deben cambiar, pues tienen un tiempo de vida útil determinada, ¿pero sabes por qué debes cambiarlo y cuándo hacerlo? Está claro que los filtros funcionan para purificar los elementos que lo atraviesan. Es precisamente esto lo que los desgasta e incluso algunas veces los rompe, y cuando esto sucede las impurezas que se pretendían eliminar pasan a donde no deberían, haciendo que el trabajo resulte inútil.

COMPRAR Filtros Mann

Por eso es de suma importancia mantenerlos en el estado correcto, sustituyéndolos cuando el fabricante del vehículo lo indique. Los filtros más conocidos son cuatro: filtro de aire, aceite, habitáculo y combustible (también antipolen).

Síntomas de un filtro de combustible en mal estado

Cuando el vehículo empieza a fallar, el propietario imagina lo peor, teme que sea una reparación costosa. Lo que muchos conductores no saben es que el culpable puede ser el filtro, puede estar sucio o en mal estado y está bloqueado por las impurezas. Por esas razones de vital importancia debes saber cuáles son los síntomas.

Imagínate que tu auto está en marcha, cuando de repente se detiene, se para el motor. Resulta que cuando intentas poner el auto en marcha, la cantidad de combustible que se necesita esta dentro de la zona de combustión, al poco tiempo empieza a pedir al tanque que le mande más fluido y este por medio de la bomba ejecuta la orden.

Si el flujo de combustible al motor se ve forzado, o está contaminado con algunas impurezas, podría provocar que el vehículo se apague mientras se está usando. Este es peligroso, si el motor se apaga en condiciones donde no es seguro salirse del camino, como cuando estás en una carretera. Si comienzas a darle arranque, puedes correr el riesgo de quedarte sin batería, esto empeora la situación.

Esta situación es típica cuando se deja el vehículo mucho tiempo sin usar, ya que el combustible se daña, se pone en mal estado. La gran demanda de combustible por parte del sistema del sistema de combustión arrastra todas las suciedades acumuladas.

Fallas en el arranque

Podría suceder que al momento de intentar arrancar el motor, este falle. En algunos casos un filtro dañado puede ser el responsable. El conductor tendrá varios arranques y paradas seguidas. Por eso es sumamente importante revisar el filtro.

 Disminuye el rendimiento

Si el flujo estable del combustible se interrumpe, se puede afectar la capacidad del automóvil para acelerar de forma normal. Esto puede traer como consecuencia una aceleración lenta y la incapacidad de alcanzar velocidades máximas normales. Como por ejemplo, los vehículos que necesitan realizar tareas que dependen de la potencia del motor, como los camiones que transportan equipos. Estos se pueden volver lentos con cargas muy grandes.

Los filtros dañados pueden ocasionar aumentos y descensos de potencia de forma intermitente, esto da como resultado un rendimiento inconsistente. Es de vital importancia estar al tanto del filtro de los carros y de los filtros de motos. Los dos vehículos necesitan que se le renueve constantemente.

Motor con ruido

Después de arrancar el vehículo, pero antes de acelerar, el auto detenido podría parecer ruidoso. El ruido podría ser errático. Un mantenimiento incorrecto del sistema de combustible podría ser la consecuencia, ya que la capacidad de lubricación se puede ver disminuida cuando se contamina con el agua.

Por esta razón la mayoría de los motores llevan filtros de combustible denominado filtros separadores de agua, la principal función es la de eliminar la humedad del combustible por medio de un filtrante, el cual puede ser de alguna fibra sintética o celulosa que pase el combustible y separa el agua, por medio de colar las partículas de agua. Está se deposita en el fondo del filtro y luego es drenada.

Donde el agua se acumula es en un depósito saturado, esto quiere decir que, cuando el sistema se satura un aviso advierte de la situación y que el sistema debe ser depurado. Al igual que los sistemas de admisión de aire, en el combustible existen contaminantes sólidos que podrían llegar a afectar el funcionamiento del sistema de combustible.

Por eso es de vital importancia, además de reemplazar los filtros de motos y filtros de carro, reemplazarlos por filtros que cumplan con las especificaciones de micraje de flujo recomendado por el fabricante. Lo ideal es realizar un drenado de agua acumulada cada mañana.